Friday, November 20, 2009

Sube el precio de los SMS

Costarán de 39 a 43 centavos. Movistar ya ajustó la tarifa. Y el mes que viene lo harán Personal y Claro. El mayor incremento se da para el sistema con tarjeta prepaga, que utilizan tres de cada cuatro usuarios de teléfonos celulares


En este fin de año hasta los inocentes mensajitos de texto atacaron los bolsillos. A principios de este mes la compañía de telefonía celular Movistar aumentó el precio del envío de los SMS un 19 por ciento: el costo de cada mensaje pasó de 0,36 a 0,43 pesos para los que usan sus teléfonos con tarjetas prepagas. Las otras dos operadoras también subirán sus tarifas el mes que viene. Y sus aumentos también serán salados. Claro, por ejemplo, anuncia en su página web que el lunes 28 de diciembre cada mensaje de texto enviado con teléfonos con tarjeta pasarán de costar 0,28 a 0,43 peso, es decir un 53% más.

En Personal la suba será aún más suculenta. Increíblemente, en la compañía se negaron a informar a Clarín cuánto cuesta enviar en la actualidad un SMS con tarjeta prepaga. En su site en Internet, sin embargo, se informa que tiene un valor de 0,25 peso. A partir del 6 de diciembre cobrará cada mensaje 0,39 peso, con lo que Personal aplicará un aumento del 56%.

Los incrementos impactan fuerte en la enorme mayoría de los usuarios de telefonía celular. Es que alrededor del 75% de los 45,9 millones de aparatos en servicio funcionan con tarjetas prepagas, según estimaron fuentes privadas.

Una forma de medir la suba es ésta: en Claro con 10 pesos en tarjeta ahora se pueden mandar 35 mensajitos; a partir del mes que viene por ese monto se conseguirán enviar 23. Los aumentos, por otro lado, golpean en particular a los sectores populares. "El los SMS es un fenómeno que atraviesa todos los sectores sociales, pero obviamente su principal mercado es el más bajo", dijo Henoch Aguiar, ex secretario de Comunicaciones de la Nación.

Los usuarios con contrato mensual también se verán afectados por los aumentos. Enviar un SMS a los que tienen contrato con Personal les pasará de costar 0,18 (según la página web de la empresa) a 0,25 peso, una suba del 38 por ciento. Y a los de Claro que tienen factura con abono libre los mensajes se les encarecerán un 47 por ciento (de 0,17 a 0,25 peso). Movistar, en cambio, no aumentó el valor de los mensajitos para sus clientes con contrato: siguen costando 0,25 peso, lo mismo que antes. Una llamativa coincidencia: las tres operadoras de telefonía celular le cobrarán a sus clientes con factura exactamente el mismo precio (25 centavos) por cada SMS.

"Como se mandan cada vez más SMS estos aumentos van a incrementar notablemente los ingresos de las empresas", sostuvo Horacio Bersten, coordinador de la Unión de Usuarios y Consumidores. Y añadió: "No hay razón alguna para estos incrementos mientras, por otro lado, los ingresos de los usuarios se mantienen estables".

Sandra González, de la asociación de defensa de consumidores ADECUA, se quejó: "Las empresas están cartelizadas. Te aumentan todas al mismo tiempo y para quedar con precio similares".

Enrique Carrier, analista en telecomunicaciones, recordó que la telefonía celular "no tiene precios regulados y, por eso, pueden subir las tarifas lo que quieran".

De acuerdo a Henoch Aguiar, las compañías de celulares facturan por año 5.000 millones de dólares. ¿Qué porcentaje de ese dinero provendrá de los SMS? Fuentes privadas calculan que cerca del 20 por ciento, es decir 1.000 millones.

Un par de números revelan la real dimensión del fenómeno del mensaje de texto. En agosto pasado -son los últimos datos disponibles en la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC)- se enviaron 5.515 millones de SMS en la Argentina. En ese mismo período se hicieron 1.347 llamadas de telefonía básica, también según la CNC.

Aunque anunció una suba en sus tarifas, en Claro aclararon: "Llegado el momento, de acuerdo a la situación actual del mercado, se evaluará" si se aplican o no.


Fuente: Clarin

    Tuesday, November 17, 2009

    Brasil: Celulares gratis para los pobres.

    El ministro de Comunicaciones, Hélio Costa, anunció que presentará una propuesta al presidente para proporcionar teléfonos móviles gratuitos a casi 12 millones de ciudadanos. El programa demandaría una inversión de U$S 1.000 millones.

    Brasil estudia la posibilidad de poner en práctica un plan para que cerca de 11,9 millones de personas beneficiarias del programa social Bolsa Familia reciban, sin costo alguno, un teléfono celular. De esta forma, el gigante sudamericano apunta a cumplir dos metas: revitalizar el mercado móvil y reducir la brecha digital.

    El anuncio corrió por cuenta del ministro de Comunicaciones, Hélio Costa, que aseguró que esta semana le alcanzará el proyecto por escrito al presidente Luiz Inácio Lula Da Silva, quien se mostró a favor de la iniciativa. El plan costaría unos mil millones de dólares, y las operadoras privadas ocuparán un rol clave, ya que se comprometerían a facilitar los equipos de forma gratuita. Como contrapartida, el Estado las compensaría con créditos fiscales y exenciones impositivas.

    Cada familia recibiría un teléfono celular y un saldo de siete reales al mes (2,7 euros). El Gobierno asegura que, con este plan, las empresas lograrían expandir el sistema de móvil, que llegó cerca de su tope máximo.

    Tan cerca, y tan lejos

    Sin perder tiempo, la consultora Carrier y Asociados tomó nota del anuncio y trazó una comparación inicial con lo que sucede en Argentina. Aseguró que “lo único parecido (en los papeles) es el Servicio Universal”, que si bien está contemplado en el marco regulatorio de las telecomunicaciones desde hace 9 años, aún no pasó de ser una cuenta abierta en el Banco Nación, donde las operadoras deben depositar el 1% de su facturación.

    “Todavía no hay ninguna novedad en cuanto al uso de los fondos. Por otra parte, aquí se acaba de votar un impuesto que alcanza a diversos productos tecnológicos, incluidos los celulares, donde uno de los argumentos fue que éstos son bienes suntuarios”, concluyó.

    Fuente: Canal Ar

    Labels: