Wednesday, December 30, 2009

Obama nombró a un ex ejecutivo de Microsoft como jefe de seguridad cibernética


La creciente ola de ataques informáticos que experimentan los organismos públicos estadounidenses obligó al presidente Barack Obama a prestarle suma atención a este tema. El mandatario consideró que llegó el momento de que el país cuente con un coordinador nacional de seguridad, área que estará a cargo de Howard Schmidt, quien hoy fue nombrado oficialmente como "cibersheriff".

Según publicó Silicon News, Obama confía en él por su extensa trayectoria en el mundo tecnológico. Schmidt fue asesor del ex presidente George W. Bush, jefe de seguridad de Microsoft, director de información de seguridad en eBay y trabajó en las Fuerzas Aéreas y el FBI. Actualmente, era el presidente del Foro de Seguridad de la Información, un consorcio sin ánimo de lucro de 300 grandes empresas y organizaciones del sector público.

"Howard tendrá la gran responsabilidad de organizar las numerosas e importantes actividades de seguridad en Internet del gobierno", indicó el consejero de Obama para la Seguridad Interior, John Brennan, a través de un comunicado de la Casa Blanca.

"Se reunirá regularmente con el presidente y será un miembro clave de su equipo de Seguridad Nacional. También trabajará estrechamente con su equipo económico, con el fin de garantizar que nuestros esfuerzos por la seguridad informática mantengan una nación segura y próspera", agregó en el texto.

Labels:

Saturday, December 05, 2009

Brasil desafió a los hackers a mejorar el sistema de voto electrónico para poder detectar errores y problemas en su seguridad.

Durante cuatro días, un grupo de expertos en informática e ingeniería de redes trataron de violar los códigos de seguridad del software que regulará las urnas en los próximos comicios. Las autoridades esperan encontrar y solucionar fallas.

EN BÚSQUEDA DE POSIBLES ERRORES1 de Diciembre de 2009Brasil desafió a los hackers a mejorar el sistema de voto electrónicoDurante cuatro días, un grupo de expertos en informática e ingeniería de redes trataron de violar los códigos de seguridad del software que regulará las urnas en los próximos comicios. Las autoridades esperan encontrar y solucionar fallas.Comentarios de lectores (0)Enviar un comentario

En 1996 Brasil comenzó a implementar el voto electrónico durante las elecciones, y dos años después incorporó la tecnología satelital. Pese a los buenos resultados obtenidos hasta el momento, el gigante sudamericano no se quedó cruzado de brazos y desafió a los hackers a violar el sistema, y así encontrar y solucionar posibles fallas.

El Tribunal Superior Electoral (TSE) organizó un ataque cibernético, que se realizó entre el 10 y 13 de noviembre. Durante el lapso de esos cuatro días, 38 especialistas en informática e ingeniería de redes trataron de esquivar los códigos de seguridad del software que regulará las urnas en los próximos comicios.

Según publicó Gobierno Digital, entre los participantes hubo personas provenientes de entidades públicas, empresas privadas y organizaciones internacionales. Las tres personas que aporten las mejores ideas para perfeccionar el sistema recibirán premios de hasta 5.000 reales.

El ministro del Supremo Tribunal Federal, Ricardo Lewandowski, es el encargado de coordinar la realización de las pruebas, y una comisión formada por miembros externos a la Justicia Electoral serán los encargados del análisis y divulgación de los resultados finales.